El Margen de la Ley :: El Blog de Audens
Audens
Audens >
Blog >
Protección de Datos >
RGPD y cookies

RGPD y cookies

Mi amigo Nacho es un fenómeno. Es periodista, bloguero, y ha sido community manager de uno de los diarios más importantes de nuestro país. De esas personas que, cuando hablan, sube el pan, ya me entienden; y la semana pasada colgó en sus redes un mensaje clarísimo, que seguramente comparten muchos de ustedes. Copio y pego: «Estoy de “aceptar cookies” hasta el punto com«.

La verdad es que también formo parte del club de los haters de los avisos de cookies. Siempre he dicho que me parecían absurdos, molestos y contraproducentes; pero he aquí que llegó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y cambió las reglas establecidas para este tipo de tecnologías. Anoten dos modificaciones fundamentales: gran parte de la información captada por las cookies pasó a ser considerada dato personal, y los requisitos de transparencia y consentimiento se endurecieron significativamente. ¡Ahí es nada!

Fruto de la aplicación de esta norma, las actuaciones de las autoridades europeas de protección de datos se fueron sucediendo: Holanda consideró ilegales los «cookie walls» (que expulsan al usuario de la web si no acepta las cookies), Francia entendió que «continuar navegando» por un sitio web no se podía interpretar como un consentimiento válido… y entretanto, la Agencia Española de Protección de Datos permanecía callada, mientras anunciaba que estaba preparando una nueva edición de su «Guía sobre el uso de las cookies», en estrecha colaboración con las principales asociaciones empresariales del ámbito digital. Pues bien, esa guía ya está aquí, y nos da un montón de pistas sobre cómo instalar cookies sin enfadar al regulador. Veámoslas:

Transparencia

Quién, cómo y para qué. Si queremos instalar cookies, el usuario debe obtener respuesta clara a estas tres preguntas en cuanto acceda a nuestra web. ¡Y ojo con las frases vagas! Redacciones recurrentes, como «para mejorar nuestros servicios» o «para ofrecerle contenido de su interés» están condenadas a desparecer. La guía nos ofrece ejemplos como este:

«Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ».

Este primer aviso debe enlazar a un texto más completo, donde se describan de forma detallada qué son las cookies, las tipologías utilizadas en la web, los períodos previstos de conservación, el listado de terceros a los que se facilitarán los datos y la forma de aceptarlas o rechazarlas. Si se utilizan para segmentar a los usuarios y ofrecerles contenidos personalizados, habrá que explicarlo detalladamente; y lo mismo ocurrirá cuando se tranfieran los datos obtenidos hacia fuera de la Unión Europea. En definitiva, toca retocar y completar las actuales políticas de cookies.

Consentimiento

Si están pensando establecer un panel de gestión de cookies en su sitio web, que permita a los usuarios elegir cuáles instalar y cuáles no, créanme: es una buena idea. La guía opta claramente por este sistema, y aunque no descarta otras alternativas (como la configuración del navegador), lo cierto es que somete su utilización a tales requisitos que los paneles de gestión se convierten en la solución más razonable. Observen el redactado:

«Será necesario que la información de la primera capa se complete con un sistema o panel de configuración en el que el usuario pueda optar entre aceptar o no las cookies de forma granular, o un enlace que conduzca a dicho sistema o panel».

La Agencia, por lo demás, entiende que continuar navegando puede servir para facilitar el consentimiento, siempre que el aviso sea claro y no pase desapercibido; y sobre el grado de granularidad, aboga por evitar la selección «cookie a cookie», recomendando agruparlas, cuando menos, por finalidad. Evidentemente, los botones que se utilicen para realizar esta selección no deberán estar premarcados; y dado que el consentimiento es revocable, el usuario debe poder acceder al panel fácilmente y modificar sus preferencias en cualquier momento, aún después de haber aceptado el uso de estas tecnologías.

Otros aspectos destacables

Y antes de concluir, permítanme destacar dos notas adicionales: la primera es que su alcance no se ciñe únicamente a las cookies, sino también a otras tecnologías similares que permiten la trazabilidad de los usarios, como el fingerprinting o los píxeles de seguimiento; y la segunda, que solo pueden instalarse una vez obtenido el consentimiento de los usuarios: todo un reto, desde el punto de vista técnico.

¿Mi opinión global? Que estamos ante una guía necesaria y bien trabajada, que define con detalle los roles de las partes implicadas y que trata de alcanzar el difícil equilibrio entre las legítimas aspiraciones de la industria y los derechos de los usuarios. Sin embargo, hechos como sus divergencias con documentos similares de otras autoridades europeas y la actual tramitación en Bruselas de una nueva regulación sobre la materia le auguran, en mi opinión, un corto recorrido.

Dicho esto, creo sinceramente que los paneles de control de cookies propuestos por la Agencia ofrecen un valor añadido real a los usuarios, y que la nueva regulación nos conduce realmente hacia un mayor control de nuestros datos. Seguramente, no tan eficaz como para que me haga fan de los avisos de cookies, pero va por el buen camino para lograr que abandone el club de haters. ¡No sé qué opinará mi amigo Nacho!

¿Te ha resultado interesante?
Estamos especializados en adecuar la operativa de las empresas al nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios. Trataremos tus datos únicamente gestionar la publicación de tu comentario y responder a las sugerencias o peticiones que, en su caso, nos realices. Tu dirección de email no será publicada. Puedes, en todo momento, retirar el consentimiento para el tratamiento de tus datos, así como ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación, escribiéndonos a . Más información en nuestra política de privacidad.

Al hacer clic en "ENVIAR", aceptas nuestras condiciones generales.