El Margen de la Ley :: El Blog de Audens
Audens >
Blog >
Protección de Datos >
Miguitas de pan

Miguitas de pan

Navidad. Época de viajes, compras, cenas, reuniones familiares… Y época para contar todas estas novedades a todo el mundo, cada vez con más frecuencia, mediante redes sociales y otros sistemas online.

La reciente incorporación de “Places”(de Facebook)  se une a  Foursquare, Gowalla, Tweetsii y tantas otras como sistemas de geolocalización que permiten al usuario dar el salto de “qué estoy haciendo” a “dónde estoy”. Es evidente el éxito en la red de estas redes y aplicaciones, de modo que resulta conveniente recordar ciertos aspectos que hemos de tener en cuenta al utilizarlas.

En primer lugar, y pese a ser evidente, debemos subrayar que la geolocalización es precisamente eso, un medio de anunciar el punto exacto del planeta “donde se encuentra el usuario”. Pero al mismo tiempo anuncia, por descarte, “donde NO se encuentra el usuario”. Pongamos el caso de un usuario que, día tras día, posiciona los siguientes mensajes: 08:00-Saliendo de casa; 08:15 dejando a los niños en la parada del autobus; 08:45 en la oficina; 11:30 Hora del café; (…) 14:30 comiendo en Restaurante Buenísimo; 18:30 recogiendo a los niños para ir al teatro con Mamá;…. Y así durante todo el día, pero con las coordenadas exactas de ubicación de estos lugares… todos los días.

A estas alturas el lector ya será consciente del valor de toda esa información oculta pero evidente. Cualquier persona podría saber: que en todo el día no ha pasado por casa, presumiblemente vacía; que lleva dinero en efectivo encima; que no se desprende del terminal móvil de última generación o del iPad (según de dónde venga el mensaje); cuándo están sus hijos solos; que tiene coche; que probablemente saque dinero en un cajero cercano a alguno de los establecimientos donde ha parado… y actuar en consecuencia si pretende por ejemplo, atracarle, robar en su casa…

Obviamente se trata de casos extremos, y no es nuestra intención alarmar a ningún usuario, pues los sistemas de geolocalización pueden ser utilizados sin excesivo riesgo siempre y cuando tengamos en cuenta algunas premisas básicas, para nosotros y para los más pequeños de la casa (que cada vez los usan más):

  • Los límites son necesarios: es recomendable ocultar la localización de algunos puntos especialmente sensibles de nuestra vida: trabajo habitual, residencia, escuela de los hijos…
  • Importancia de la visibilidad: estas redes y servicios cuentan con medidas de privacidad que podemos ajustar a nuestro gusto. Es importante leerlas y personalizarlas, de forma que solo quién nosotros queremos pueda acceder a esa información.
  • No a lo cotidiano: no facilitemos las cosas. No contar nuestra rutina diaria dificulta la aparición de “amigos de lo ajeno” que quieran usar esa información en nuestra contra.

Estas advertencias exigen cuidado y responsabilidad para los proveedores de servicios de geolocalización, no solo para los grandes desarrolladores sino también para aquellos que utilizan estos servicios para promocionar su negocio (pensemos en clubs online, grupos de fans, sistemas de clientes preferentes para tiendas y locales, páginas de valoración y crítica de establecimientos…). Deben respetar, mantener e informar a sus usuarios de las medidas de seguridad y privacidad que tengan implementadas (para lo que deben contar con una asesoría técnica y jurídica especializada) así como ofrecer claramente consejos de utilización para que estos usuarios puedan disfrutar sin riesgos de la experiencia de compartir su vida con quienes ellos deseen.

En resumen, compartir sí, pero los rastros de migas de pan mejor evitarlos, que podemos mezclar cuentos y que nos siga el lobo a casa de la abuelita. Busquemos el final feliz… ¡que es Navidad!

¿Te ha resultado interesante?
Somos expertos en auditoría e implementación de la normativa de Protección de Datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al hacer clic en "ENVIAR", aceptas nuestras condiciones generales y nuestra política de privacidad.